El panorama del comercio electrónico es muy optimista en América Latina, donde se espera que el número de consumidores digitales supere los 360 millones para 2025. Esto abre un mundo de oportunidades, pero el éxito solo se puede garantizar cuando tu negocio cuenta con las alianzas adecuadas, y un buen courier o proveedor logístico es el punto de partida.

Sin duda, saber qué es courier y cómo seleccionar el indicado es el primer paso para posicionarte en el mercado. En esta nota, encontrarás los principales criterios para evaluar y contratar empresas de encomienda.

¿Qué es un courier?

En pocas palabras, un operador logístico o courier es una empresa que transporta los paquetes de tu e-Commerce desde el punto de recolección (una tienda, dark store o almacén) hasta el punto de entrega (el domicilio de tus clientes o una locación de pick-up).

Como hay muchos tipos de operadores logísticos, es posible que encuentres que algunos tienen diferentes especialidades. Por ejemplo: un courier puede centrarse en paquetes pequeños, mientras que otros se especializan en el envío de artículos de mayor peso y tamaño.

Toda esta variedad dice mucho sobre la importancia de saber elegir empresas de encomienda: necesitas asegurarte de que vas a poder confiar en tu socio de envíos y que la relación comercial le conviene a tu empresa.

¿Qué analizar para elegir un operador logístico?

1. Establece tus necesidades

Conocer el volumen y condiciones de entrega más convenientes para tu negocio te ayudará a encontrar el servicio adecuado. Esto lo puedes hacer tomando en cuenta lo siguiente:

  • ¿Hay envíos regulares que pueden realizarse cada día, semana o mes?
  • ¿Los paquetes son grandes o pequeños? ¿Cuántos necesita enviar a la vez?
  • ¿Los productos requieren de una manipulación especial, como un equipo de refrigeración?

2. Consulta las rutas y cobertura

Antes de llegar a un acuerdo, comprueba que el operador logístico ofrece cobertura en las regiones o zonas que necesitas cubrir.

Por ejemplo, si tu almacén está en la capital y solo vas a realizar envíos locales, un operador con cobertura limitada funcionará. En cambio, si tus necesidades incluyen diversas regiones, tendrás que encontrar un operador logístico que pueda asumir el trayecto.

3. Busca flexibilidad en los métodos de entrega

Poder elegir cuándo recibirán su paquete puede marcar una enorme diferencia en la experiencia de compra y la intención de volver a comprar.

Algunas modalidades de despacho que puedes buscar son la entrega en el mismo día o en pocas horas, y la entrega en fines de semana, días festivos y por la noche. 

4. Dar preferencia a couriers con sistema de seguimiento

Muchas empresas de transporte ofrecen el seguimiento de los paquetes individuales a lo largo de todas las etapas del viaje.

Si vas a utilizar un servicio de courier con seguimiento, revisa que la información estará disponible en línea para ti y el comprador.

Los mejores sistemas de seguimiento se pueden consultar a través de un dispositivo móvil o computador, además de que ofrecen la opción de configurar alertas y notificaciones. Esto le ofrece una mejor experiencia a tus clientes.

Recuerda que el mejor proveedor logístico será aquel que pueda satisfacer tus necesidades de envío y facilitar el proceso al máximo. Por otro lado, hay herramientas que te ayudan a optimizar los tiempos de entrega y tener más flexibilidad en los despachos, como la plataforma de Envíame.

Desde aquí, no hace falta que elijas un solo courier para todas tus entregas, sino que puedes integrar diferentes operadores en función del tipo de paquete, lugar de entrega y preferencias del comprador.

Compartir: