El desarrollo web ha evolucionado significativamente durante los últimos años. Los sitios estáticos han migrado a aplicaciones dinámicas con ejecución de servicios en tiempo real, facilitando la administración del backend y optimizando la experiencia de usuario en el frontend. Proceso en el que las API y el Webhook han sido fundamentales. 

Aunque los dos conceptos son mecanismos de programación que permiten a dos componentes de software comunicarse a través de un conjunto de protocolos y definiciones, guardan cierta diferencia entre sí que vale la pena conocer. 

¿Qué es una API y para qué sirve?

La Application Programming Interface (Interfaz de Programación de Aplicaciones) es un conjunto de protocolos, subrutinas, definiciones y métodos o procedimientos, empleados por una aplicación o software para compartir datos o integrar servicios sin necesidad de escribir código.  

Un gran ejemplo de API es la pasarela de pago que se integra a una tienda online. El servicio ya está desarrollado por un tercero, que además se encarga de su mantención y actualización continua. Por ende, solo debes agregarlo a la interfaz de la tienda mediante un llamado API.

En general, estas derivan en flexibilidad, rapidez y simplificación de diseño a la hora de programar. De ahí que 55% de las empresas a nivel global hayan empezado a desarrollar esta tecnología durante 2016 y 2020, según el informe The State of API Report de Smart Bear. 

Webhook: ¿qué es y para qué sirve?

También conocido como API inversa, es un sistema de comunicación automático que permite el intercambio de datos entre aplicaciones web a través de solicitudes HTTP. 

En cierta forma, los webhooks activan alertas o notificaciones cuando ocurre un evento determinado en los sistemas a los que están vinculados. Todo mediante la programación de secuencias Si/Entonces. Por ejemplo: “Si A se registra, entonces envíale un email de bienvenida”. 

Un ejemplo práctico, en el caso de la tienda online, es el momento en que se procesa un pago. En ese evento de interés, la plataforma debería realizar varias acciones, como enviar un correo al comprador confirmándole el pago, generar una factura o activar el proceso de envío del producto. Al tener implementados los webhooks, todo esto se ejecuta en automático. 

Diferencias entre Webhook y API

Los webhooks son parecidos a las API, en el sentido de que son un contrato de comunicación entre dos partes. Sin embargo, se diferencian en que el webhook solo envía la información cuando está disponible, mientras las APIs necesitan una solicitud para obtener una respuesta. 

Cabe señalar que ninguna de las dos opciones es mejor que la otra. De hecho, pueden complementarse dentro de una misma aplicación, y la implementación depende de las necesidades de desarrollo. 

Envíame: servicio que integra una plataforma webhook

En Envíame, plataforma multi-courier de logística, integramos un sistema webhook para mejorar el servicio de envíos en las empresas.

Entre los procesos logísticos que podemos automatizar con webhooks, encuentras:   

  • Notificación del estado de un pedido, principalmente cuando ingresa a la última milla.
  • Información de volumen de stock. 
  • Envío de confirmación de compra al cliente. 
  • Registro de un nuevo pedido en cola. 
  • Informar problemas o demoras en las entregas de última milla. 

Si la logística de tu empresa utiliza diversos operadores logísticos, los webhooks te ayudarán a centralizar la información para evitar inconvenientes y así entregar el mejor servicio posible.  

Para más información, no dudes en contactarnos en enviame.io/contacto

Compartir: