E-Commerce y Marketplace son términos populares que, a veces, se usan indistintamente. Sin embargo, mantienen importantes diferencias. 

En definitiva, ambos presentan muy buenas oportunidades para vender y llegar a más personas. La clave está en entender las características de cada uno, para que puedas elegir la mejor alternativa de acuerdo a las circunstancias de tu negocio. 

A continuación, conoce las diferencias entre un marketplace y un e-Commerce. 

1. Modelo de negocio

De cierta manera, un marketplace es un tipo de página web e-Commerce, ya que este concepto se utiliza para describir cualquier tipo de actividad comercial online. No obstante, los marketplaces se caracterizan por alojar dentro de la misma plataforma a distintos vendedores. 

Amazon, por ejemplo, no depende de un inventario propio, pues genera utilidades a través de las ventas de sus socios. Piensa en ello como un centro comercial físico, donde todos hacen negocios bajo un mismo techo a cambio de una renta por el espacio. 

Ahora bien, lo que se conoce como “e-Commerce” hace referencia al ejercicio individual del comercio electrónico. Es decir, las tiendas de marca dentro de un centro comercial. Estas tiendas suelen centrarse en la venta de sus propios productos, por lo tanto, sí dependen de un inventario. 

2. Productos

Un marketplace online vende todo tipo de productos, mientras que las tiendas de comercio electrónico suelen vender un catálogo limitado. 

Un ejemplo son los e-Commerce en Chile que venden productos para mascotas: puedes encontrar desde alimento seco hasta accesorios, pero cada producto se relaciona con el nicho. 

3. Complejidad

En definitiva, no se puede construir un marketplace de la noche a la mañana. Se necesita tiempo para establecer relaciones con los vendedores antes de poder empezar a ganar dinero, ya que el éxito del modelo está en la variedad y calidad de las ventas generadas por terceros. 

¿Cómo se diferencia una página web e-Commerce? Básicamente, una vez que hayas investigado sobre tu mercado objetivo y tengas productos listos para ser vendidos en stock, ¡estás listo para empezar! No dependes de establecer relaciones comerciales con un gran número de personas. 

4. Ganancias

Un marketplace online gana dinero con las ventas de sus socios. Las empresas pagan un porcentaje a la plataforma por cada transacción, donde el monto depende de factores como el volumen de ventas mensuales y el tipo de producto. 

En Mercado Libre, por ejemplo, en estos momentos los vendedores pagan una comisión de 10–14% por la venta de celulares y smartphones, más $500 pesos por unidad de producto cuando el valor es menor a $16.990. 

Caso contrario, un e-Commerce en Chile no tiene que pagar comisiones a terceros por las ventas que realiza, a excepción de las tasas correspondientes al procesamiento de pagos electrónicos (como el sistema Webpay). 

Envíos rápidos: la necesidad de la que nadie escapa

En definitiva, hay muchas diferencias entre un marketplace y un e-Commerce, pero también hay similitudes: ambos dependen de ofrecer envíos rápidos y oportunos. 

Según datos de Ipsos y Google, el consumidor latinoamericano prefiere que se le envíen los productos directamente a su casa, en lugar de tener que recogerlos en un lugar asignado. Por lo tanto, cumplir con esta expectativa es un factor esencial para el éxito en el comercio electrónico. 

Ciertamente, hay muchos elementos que pueden afectar la capacidad de respuesta de un negocio y demorar las entregas. Por eso, es fundamental apoyarse en herramientas como Envíame para elevar la productividad. Con Envíame, tendrás acceso a una plataforma centralizada con funciones como la integración multi-courier, la automatización y el seguimiento en tiempo real. De esta manera, te ayudamos a optimizar la logística y potenciar el éxito de tu negocio. 

Compartir: